web analytics

Imputados por el caso Odebrecht ya están en Najayo, como dispuso el juez



SANTO DOMINGO.- Próximo a la 1:00 de la tarde de este lunes fueron sacados por la parte trasera del Palacio de Justicia del Distrito Nacional siete de las ocho personas privadas de libertad preventivamente bajo la acusación de haber recibido sobornos de la empresa Odebrecht para favorecerlos con obras del Estado.

imputados-por-caso-odebrecht-ya-en-najayo-como-dispuso-juez

El exministro de Industria, Comercio y Mipymes, Temístocles Montás; el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa; el abogado Conrado Pittaluga; el expresidente del Senado, Andrés Bautista; el exdiputado Ruddy González, el exadministrador de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), César Sánchez, y el exadministrador de la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (Egehid), Máximo De Óleo, fueron trasladados por un contingente policial al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Hombres.

En tanto que permanece en la cárcel preventiva de Ciudad Nueva el empresario Ángel Rondón, quien es señalado como la persona que recibió los US$92 millones de Odebrecht para sobornar a los funcionarios públicos dominicanos, hasta tanto la Procuraduría General de la República decida si enviarlo a La Victoria o a un centro del nuevo modelo, como han solicitado sus familiares. El juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Francisco Ortega Polanco, a solicitud del Ministerio Público, dispuso que los imputados por el caso cumplieran la medida en los referidos centros carcelarios.



Este lunes, mediante un breve comunicado, la Procuraduría General de la República informó que analiza la solicitud hecha por los parientes del empresario, bajo el alegato de que en el penal La Victoria la vida de Rondón Rijo estaría en peligro.

“Las autoridades están evaluando dicha solicitud, y tan pronto tengan una decisión al respecto, la daremos a conocer”, sostuvo en un comunicado el máximo representante del Ministerio Público.

Una vez el minibús con aire acondicionado salió con los siete privados de libertad, que lo abordaron sin esposas en las manos y escoltados por algunos policías, llegó el bus que traslada regularmente a los presos, momento aprovechado para que los allí presentes vociferaran a la prensa: “Así es que se trasladan a los presos aquí, en una guagua con barrotes y con esposas en las manos”.

La llegada a Najayo

Pasadas las 11:00 a.m. comenzó a ser visible el amplio operativo de seguridad desplegado en la cárcel de Najayo para recibir a los siete implicados del caso Odebrecht que serían trasladados hasta ese recinto desde el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.



Las medidas implicaron la colocación de agentes élites fuertemente armados en los techos de las celdas adonde irían los presos, la entrada por la que ingresarían a la cárcel y se elevó de uno a cuatro el número de los custodios apostados en la garita de la parte frontal del centro. Mientras crecía la expectativa por la llegada de los imputados, en el lugar se iban aglomerando familiares y amigos de los implicados en el caso, principalmente del exministro de Industria y Comercio, Temístocles Montás, de quien acudió una comitiva encabezada por su hermano José Montás, quienes manifestaron apoyo al miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

A las 1:15 p.m. se avistó desde la explanada frontal del centro de reclusión el primero de varios vehículos que franqueaban el autobús donde fueron transportados los siete imputados ante la algarabía de los familiares y amigos, así como curiosos que se hallaban en el lugar, muchos de los cuales portaban pancartas con diversos mensajes.

Pocos minutos después se produjo el esperado arribo del grupo, cuya marcha fue interrumpida momentáneamente próximo a la entrada del recinto por decenas de personas que lanzaban consignas en favor y en contra de los apresados, a los cuales se les vio de buen ánimo.

Entre las consignas pronunciadas por los presentes están: “Ahí es que los queremos, en la cárcel”, “Estamos contentos, trajeron los ladrones”, “Aquí falta mucha gente que también son delincuentes”, “Que traigan a los otros que son los pejes gordos”, gritaban.

Mientras que las consignas en favor de los apresados se concentraron en la figura de Temístocles Montas, a quien le gritaban “Temo, tu pueblo está contigo”, “Sabemos que no robaste” y “Confiamos en tu inocencia” entre otras, mientras el exfuncionario los saludaba y hacía gestos aparentemente de agradecimiento con las manos y la cara.

Tras la breva parada, el autobús penetró a la cárcel y las puertas fueron cerradas por miembros de la seguridad que permanecieron por varios minutos vigilando la entrada.

Ambiente movido en Najayo
 Desde tempranas horas de la mañana, el ambiente era de expectativa del eventual traslado de siete de los implicados en el caso Odebrecht a la cárcel de Najayo. La calle que cruza frente al recinto carcelario registraba mayor movilidad de vehículos que en días anteriores, mientras que al interior del Centro de Corrección Najayo Hombres era frecuente la entrada de yipetas de lujo de diferentes marcas y otras se apostaban frente al lugar sin que sus ocupantes ofrecieran información sobre los motivos de su estadía frente a la cárcel.
 
Por: Diariolibre.com

¡Compartir este artículo en las redes sociales!

Deja un comentario

%d