web analytics

11 personas se mueren de hambre al minuto, mientras otros tiran comida, según investigación

Comida-desperdiciada

ESPAÑA.-11 personas se mueren de hambre al minuto (mientras otros tiran comida), además, casi un 30% de toda la tierra agrícola del mundo está siendo ocupada para producir alimentos que nunca se consumirán. Cuando una parte del planeta desperdicia comida, la otra no tiene qué llevarse a la boca.

Cada año se pierden o se desperdician 1.600 millones de toneladas de alimentos por valor de aproximadamente 1,2 mil millones de dólares (mil millones de euros), según la consultora BCG. Esto supone un tercio de la cantidad total de alimentos producidos a nivel mundial.

Y el problema sigue creciendo. Se estima que para 2030 el desperdicio anual alcanzará los 2.100 millones de toneladas, un 30% más.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU establecen el reto de reducirlo a la mitad, para tratar de eliminar la pobreza extrema y en concreto la desnutrición, que afecta a más de 870 millones de personas en el mundo.

Pero estamos muy lejos de ello.
Según la FAO y World Resource Institute, estos desechos representan el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

La actividad agrícola y ganadera y la necesidad de alimentar a cada vez una población mayor, contribuyen al incremento de la deforestación para aumentar las tierras de cultivo, a la degradación del suelo por el uso de pesticidas y fertilizantes artificiales o la degradación de los mares debido a la sobrepesca, entre otros.

Cerca de un 30% de toda la tierra agrícola del mundo está siendo ocupada para producir alimentos que nunca se consumirán, mientras 28 millones de toneladas de fertilizante se usan para cultivos que serán desperdiciad.

De la cantidad total global de residuos, un 44%, el mayor porcentaje consiste en comida y fracción vegetal.

La gran mayoría de los biorresiduos no son reciclados para otro propósito, acabando en vertederos (donde se descompone y traspasa al suelo y al aire, dañando al medio ambiente y las comunidades de alrededor) o siendo incinerados, mientras se reafirma la mentalidad de “usar y tirar” entre las empresas y consumidores, que seguirán desperdiciando recursos a todos los niveles. 

Por El Nuevo Diario 

¡Compartir este artículo en las redes sociales!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*