web analytics

Administrador de Edesur dice ataques a Punta Catalina causan pérdidas al Estado por más de U$200 millones



SANTO DOMINGO.- El administrador de la Empresa Distribuidora de Electricidad del Sur (Edesur) estima que “los ataques que sectores interesados” han lanzado contra la construcción de las dos plantas de carbón en Punta Catalina, han provocado pérdidas al Estado dominicano por más de US$200 millones.
Radhamés del Carmen dijo que, por lógica, “esa pérdida que ha tenido el Estado ha ido a parar a los bolsillos de alguien, que se beneficia con la situación del sector eléctrico que impera en la actualidad”.
Del Carmen aseguró que agentes económicos ligados al sector harían cualquier cosa para que Punta Catalina no se termine y entre en operación “porque para ellos se trata de un asunto de sobrevivencia en ese negocio”.
Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´Agenda, que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el funcionario dijo que en el Gobierno existe una firme determinación de cambiar la matriz de generación, reducir las pérdidas, hacer eficiente las empresas de distribución y darle 24 horas de luz a la población.
El funcionario agregó que esa determinación no tiene marcha atrás en conseguir el objetivo principal que es resolver de manera definitiva los problemas del sector eléctrico estatal.
“Solo con lo que se ha logrado ya retrasarlas, ya hay pérdidas por parte del Estado por más de 200 millones de dólares, y ganancias de parte de alguien de más de 200 millones de dólares”, ratificó el administrador de Edesur, conforme una nota de prensa enviada por el programa de televisión.
Dijo que los sectores que se oponen a la construcción de las dos plantas de carbón en Punta Catalina “no se van a detener en tratar de que esa obra no se concluya”.
“O sea el objetivo es obstaculizarla, cerrarle el paso, porque entrando Punta Catalina por lo menos salen seis o siete centrales inmediatamente, porque con esas plantas, produciendo el kilovatio/hora a siete centavos de dólar, nadie más tiene chance”, razonó Del Carmen.
Del Carmen recordó que recientemente se hizo una licitación para sustituir los contratos del Acuerdo de Madrid, y solo AES contrató con Itabo I y II, que son generadoras de las cuales el Estado forma parte, y el gas de Itabo. “Entonces es obvio que, si entra más carbón, la competitividad de muchas plantas sería prácticamente imposible”, dijo.
“Pero ese sector privado que se le dio mediante los contratos del Acuerdo de Madrid del 2001 al 2015 para que hicieran las inversiones que se necesitaran en el parque de generación para que fueran competentes, cuando encontraron unos contratos que le favorecieron se cruzaron de brazos y querían que el Estado llegara al final de dicho acuerdo con los brazos cruzados”, precisó el funcionario del sector eléctrico.
Argumentó que, atendiendo a esa realidad, fue que se decidió la construcción de Punta Catalina, además por las razones que explicó el presidente Danilo Medina en su discurso del pasado 27 de febrero.
“Yo pienso que ese fuego cruzado se debe a que en las discusiones que hemos tenido en el pacto, nosotros dijimos que el Gobierno va a terminar a Punta Catalina y que ya luego decidirá qué hacer con ella, pero que no lo íbamos a vender ahora”, argumentó.
Del Carmen precisó que no es lo mismo una planta que cuesta RD$2,000 millones, a una central que tiene un contrato asegurado de US$15,000 millones para los próximos años con las empresas de distribución.
Se opone a que las empresas distribuidoras pasen al sector privado
Del Carmen se opone a que las empresas distribuidoras de electricidad sean privatizadas como han manifestado representantes del sector privado.
Recordó que dichas compañías fueron transferidas por varios años a empresarios “y no lograron eficientizarlas”.
“Yo entiendo que aquí no hay inocentes ni culpables y, si vamos hablar de culpables, todos somos culpables, porque las empresas de distribución han estado en el sector privado, de hecho Edeeste lo estuvo hasta el año 2008 y el resultado todo el mundo lo conoce”, expresó.
Dijo que en el periodo en que más se han reducido las pérdidas de las empresas distribuidoras ha sido en los últimos cuatro años, que de 35.6 % bajó a 31.7 %.
Admitió que en la región sur del país hay varias provincias en las cuales el 30 % de sus habitantes no recibe el servicio de electricidad. Dijo que, conforme avanza el Plan de cuatro años que implementó tan pronto fue posesionado en el cargo, espera ir corrigiendo esa situación de manera gradual.

¡Compartir este artículo en las redes sociales!

Deja un comentario