web analytics

Familia del profesor Francisco Castro visita fiscalía para exigir investigación minuciosa

SAN FRANCISCO DE MACORIS.- La familia del profesor Francisco Castro Mejia, cariñosamente conocido como Papito, visitaron este martes las oficinas del Ministerio Público para exigirle se realice una investigación profunda, ante la trágica y misteriosa muerte de éste, el cual fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza, en el interior de su habitación, el pasado martes 23 de marzo, en la comunidad Chiringo, de este municipio.

El licenciado Orlando Justo Betances, representante legal de los parientes de Francisco, explicó que cuentan con todas las pruebas de lugar para demostrar que no se trató de un suicidio.

Asimismo, denunció que todavía el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) no ha dado los resultados de la autopsia.

El jurista, quien asegura Francisco Castro, fue asesinado, lo describió como un hombre con una autoestima muy alta y consejero de sus conocidos.

Tanto la familia del educador en Ciencias Sociales, como sus compañeros, alumnos y amigos, desde el hallazgo del cadáver, han puesto en duda la versión de que el mismo se haya suicidado.

El día en que ocurrió el lamentable suceso, un mensaje fue enviado del teléfono de Papito, a las 2:33 horas de la madrugada, el cual por las faltas ortográficas, ha despertado suspicacia.

El escrito hace mención de varias personas, como también de la distribución de algunos bienes.

Los primeros tres días posterior al hecho, unas dos personas fueron detenidas para fines de investigación, las cuales quedaron en libertad al transcurrir las 48 horas de ley que establece el numeral 5 del artículo 40 de la Constitución Dominicana.

Hasta el momento se desconoce con exactitud ¿Qué pasó con Francisco Castro Mejía?, un hombre de buen estado de ánimo y que nunca mostró un perfil depresivo, según sus compañeros del Distrito Educativo 07-04, lugar donde llevaba un tiempo laborando.

Un día antes de su muerte el educador alertó a sus contacto de WhatsApp, de que había sido víctima de un fraude y/o delito tecnológico, a través de una de sus tarjetas de crédito.

Asimismo, varias personas allegadas a éste confirmaron la versión de que se presentó a la sucursal del Banco de Reservas de Villa Riva a retirar todos sus ahorros, acción que comentó con algunos presentes.

¡Compartir este artículo en las redes sociales!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*